Ventaja competitiva personal y la #AtracciónEmocional

Marca Personal

¿Es posible poner en valor tus ventajas competitivas personales para conectar con tus clientes?

Piensa por un momento que las ventajas competitivas de una persona hacen que ésta se posicione como referente. Ahora imagina que esa persona eres tú. 

Imagina que lo que tú ofreces es tan diferente de lo que ofrece tu competencia, que ni tan solo podrías afirmar que realmente tienes competencia. ¿Qué pasaría si creas una ventaja competitiva personal tan potente como ésta? Sin duda, se cambiarían las tornas. Posiblemente dejarías de ir detrás de tus clientes. Por qué al ofrecer un producto o servicio tan único, serían ellos quienes te buscarían a ti, si lo necesitan.

La clave: Precisión estratégica

Si eliges tomar el camino e iniciar la gestión de tu marca personal, deberás tener en cuenta ser lo más preciso posible, en términos estratégicos.

Cada publicación en tu blog, en cada tweet, recomendación o  “me gusta”, en cada negocio que participas, proyecto que aceptas o evento al que acudes, en definitiva, en cada interacción que tú haces con el mundo, te va a posicionar en un determinado sentido y no en otro. Al final, cada una de estas “conductas” visibles tangibiliza tu ventaja competitiva personal.

¡Pero sobretodo… no te vuelvas loc@! Solo se trata de tenerlo en mente como premisa. Hay que mantener el equilibrio entre cumplir con tus objetivos y el hecho de poder disfrutar del camino que te lleve a ellos. Se es cuestión de intentar ser lo más coherente posible.

Al final no se trata tanto de dedicación y de echarle horas (que también). Yo diría que se trata más bien de COMPROMISO (si, escrito en mayúsculas). 

Acércate a tu cliente óptimo con la emoción

En resumidas cuentas, creo que se trata de cocinar todas esas ventajas competitivas personales  que te definen y te hace único a “fuego lento” y en clave emocional. Más allá de las modas o de los intereses cortoplacistas que os unen en un momento determinado a tu cliente y a tí. 

Pero… ¿cómo crear un posicionamiento a largo plazo, de los que perduran en el tiempo? Necesitarás generar una emoción. Piensa en aquellos rasgos de personalidad que creas que mejor pueden definir al cliente ideal para el servicio que tú ofreces. Entonces, trabaja por resolver sus problemas, no los tuyos. Sirve a tu cliente.

Una vez tengas clara su necesidad, intenta localizar aquellos sitios (on-line y off-line) que frecuenta. En las redes sociales, puedes monitorizar sus conversaciones, para determinar quién es tu cliente potencias más apropiado.

Luego, una vez tengas una lista con un volumen apropiado de clientes “reales”, ordénalos, priorizando y discriminando. No puedes pretender que todo el mundo sea tu cliente. Debes discriminar. 

Paradójicamente, si te diriges a todo el mundo, es cuando menos oportunidades vas a generar. Porque no vas a ser capaz de crear ese vínculo emocional a largo plazo del que te estoy hablando.

Una vez tengas esa lista, céntrate en interaccionar con ellos. La web y social media están pensados para la interacción. No acribilles a tus posibles clientes con ofertas comerciales que no han pedido (sobre este tema, te dejo un post magistral de mi colega Guillem Recolons, en el que habla de los #FakeContacts ). 

No actúes como un altavoz. Es la conversación la que va a generar el interés que necesitas para situarte como un profesional de referencia. Así que habla con tus clientes, esto no es un monólogo.

“Las comunidades humanas se basan en el diálogo — conversaciones humanas acerca de inquietudes humanas”

Manifiesto Cluetrain

Foto: Le Haras Du Coussoul

4 comentarios en “Ventaja competitiva personal y la #AtracciónEmocional”

    • ¡Hola Guillem! Me encantó tu post sobre los #FakeContacts… ¡cada vez proliferan más! Hay que poner el tema sobre la mesa de manera recurrente para alertar sobre este problema a los que nos leen. 🙂

      Responder
    • ¡Así es Oscar!
      Trabajar en la ventaja competitiva personal te permite centrarte y focalizar todos tus recursos y esfuerzos en sobresalir de la competencia.
      Sin adornos…. “sencillamente” trabajar para posicionarse como la mejor opción disponible.
      ¡Gracias por comentar!

      Responder

Deja un comentario

shares