Miedo a hablar en público es egocentrismo

¿Tienes miedo a hablar en público? Entonces eres demasiado egocéntrico.

Han sido necesarios unos miles de años para que, primero los filósofos, luego los psiquiatras y psicólogos y más tarde todos los investigadores en neurociencias puedan llegar a tener ciertas pistas fiables sobre cómo funciona la mente humana y que procesos psicológicos se producen exactamente en cada momento y por qué motivo.

Entonces… ¿Crees (en serio) que tú, de repente, puedes saber exactamente lo que sucede en las cabecitas de aquellos que están delante de ti cuando estás hablando? 

Yo he sufrido miedo a hablar en público. Solo era falta de práctica.

Y bueno, sigo con un profundo respeto (que no se debe perder) sobre las personas que están invirtiendo su tiempo en escucharte.

Yo también creía que tenía poderes y sabía que estaban pensando las otras personas, entonces pensaba: 

  • Están notando que estoy nervioso
  • Me están juzgando
  • Creen que soy estúpido
  • Creen que soy un farsante

Hasta que entendí que no tengo ni idea de lo que piensan los demás en realidad. Y que no soy tan importante para que los demás piensen tanto en mi.

¿Por qué cambié mi actitud frente al auditorio?

Pasé del miedo al profundo respeto por formar a las personas que tengo delante. No soy un gran contador de historias. Tampoco un gran charlatán. Si me conoces, sabes que soy un tipo introvertido. Amo el silencio. Pero creo que si se transmitir conocimiento.

Ahora mi problema, es controlar el tiempo del que dispongo para hablar. 

Cambié mi percepción sobre el asunto por dos motivos: 

  • Sé que tengo algo que contar.
  • Doy un paso al frente y lo cuento.
  • Sé que no hacerlo es un gran error. 
  • Soy más humilde. Ya no creo que todo el mundo esté pendiente de mí, de si estoy nervioso.
  • Entiendo que las personas que están delante de mí no me están juzgando.  Sencillamente quieren oír mi mensaje. 
  • Cuando acabe de contar aquello que tengo que contar, la vida de todo el mundo seguirá. Algunos irán a tomar un café, otros al lavabo. Después, todo el mundo se irá a su casa. Mi preocupación ahora es si les he aportado algo de valor durante el tiempo que dedicaron a escuchar el mensaje.

¿Tienes algo que contar? 

Adelante, da un paso al frente.

Recorre la distancia que hay entre la última fila y el puesto de orador. 

Envía tu mensaje. 

Todos estamos deseando oír aquello que tienes que contar.

El mundo quiere oír aquello que tú y solo tú le puedes aportar.

¿Nos vas a privar de ello? Sabes que eso es un error.

1 comentario en “Miedo a hablar en público es egocentrismo”

Deja un comentario

shares