5 motivos por los que tu #marcapersonal no funciona (como tú pensabas que funcionaría)

Como te comentaba en este post, hace algo más de 10 años que mi trabajo está relacionado con la marca personal. Pero no siempre he trabajado bajo el mismo foco. Mi visión sobre la marca personal ha ido variando durante todo este tiempo.

Al principio, todo mi trabajo se centraba en la parte visible en la red. O Dospuntocerolandia, como lo llama el maestro Andrés Pérez Ortega. Aunque soy psicólogo, dejé de lado durante un tiempo temas tan importantes como el auto-reconocimiento, el propósito o la  propuesta de valor.

Entendí mal el concepto de marca personal. Y claro, no lo estaba transmitiendo bien a mis clientes. Poco a poco, fui incorporando las herramientas que la psicología brinda a la gestión de la marca personal. Hasta el punto en el que hoy, es justo el sitio donde pongo casi todo mi foco profesional.

Como consultor, he cometido y he detectado muchos errores en la elaboración de una  estrategia de marca personal. Pero a veces, aunque sobre el papel no estemos cometiendo ningún error evidente, puede que debas tener en cuenta que existen algunos motivos por los que tu estrategia de marca personal no esté funcionando. Aquí te dejo 5 de ellos:

1 – No has empezado por el principio.

Como te he comentado antes, tu marca personal no es sólo comunicación. Y si tu estrategia ha empezado por la parte visible del iceberg, creo que estás dejando de lado lo que debería ser el 95% de tu estrategia de personal branding, si quieres que esté bien fundamentada y sea coherente.

2 – No has trabajado suficiente tu propuesta de valor

No puedes pretender empezar a aparecer en todos lados sin sentido. Para que alguien se interese por lo que haces, le tienes que aportar algo. Ni tu cara bonita, ni tu increíble historia de superación personal, ni la vida perfecta que muestras en instagram serán suficientes para que alguien se interese por ti. ¿Qué problema solucionas? ¿Qué dolor mitigas? ¿Ayudas a alguien a vivir mejor? Un gran libro para encontrar tu propuesta de valor y convertirla en proyectos tangibles es “Monetízate” de Andrés Pérez Ortega.

3 – Creíste que marca personal es “autobombo”

Si piensas en marca personal y visualizas cómo vas a ganar miles de seguidores, cómo vas a promover grandes presupuestos, cómo de grande va a ser tu fama / gloria … quizás estás teniendo una visión equivocada de lo que realmente va esto. Trabajar una estrategia de marca personal significa estar preparado para no gustar a todo el mundo, generar relaciones auténticas, aprender a colaborar, generar conexión humana

Me he topado con personas que querían encontrar en mis servicios la posibilidad de “aprender a venderse” o como un servicio en el que mi función sería ejecutar palmaditas en la espalda de mi cliente y moverle las redes sociales. He perdido a varios clientes cuando les he empezado a “meter caña” con su capital vital, a trabajar sus creencias limitantes, etc…

4 – No apuestas por la excelencia.

Si quieres trabajar tu marca personal, debes estar decidido a cruzar la frontera de la excelencia y adquirir una serie de compromisos con la calidad, la confianza y la coherencia de tu actos que pocas personas están dispuestas a aceptar.

5 – No entiendes que personal branding va más allá de lo profesional.

Quién decide gestionar su marca personal decide reconocer aquello que le hace feliz, aquello en lo que fluye.

No deberías ver el personal branding como una opción hacia una salida profesional, o un paso necesario para encontrar un trabajo, sino como un compromiso global hacia ti mismo y en sobre cómo vas a influir en los demás.

Marca personal es un camino más hacia la transformación personal.

Al final, sea cual sea la disciplina desde donde nos enfoquemos (personal branding, coaching, deporte para un cambio físico…) si queremos crear un cambio significativo en nuestras vidas, al nivel que sea, debemos entender que en todo caso va a ser un proceso en el que encontraremos muchas resistencias, tanto externas (los demás pueden no entender por qué le dedicas tantas horas a algo) e internas (afloran creencias limitantes, objetivos que tardan en llegar, dudas…).

Por eso, el personal branding es un proceso que se trabaja dentro, nace de uno mismo y luego, si es necesario, se proyecta al mundo.

Foto Credit: marymariachi

Deja un comentario

shares