7 motivos por los que el trabajo no se busca, te encuentra

Desarrollo Personal

Todos, poco a poco, vamos aceptando que el trabajo no se busca, el trabajo te encuentra.
Va quedando atrás el “clásico” (pero a la vez, tan vigente) proceso de elaborar un CV, postular a ofertas de Internet, de prensa, cartas de presentación, candidaturas espontáneas, alta en portales de empleo, en ETTs. 
Aquí te dejo algunos motivos por los que creo que el trabajo se está dejando de buscar:

1 – Los proyectos son tu CV

Todos ya tenemos claro que el trabajo ya no se busca. El trabajo ha cambiado y por tanto, la manera de buscarlo también. Me refiero al clásico proceso de elaborar un CV, postular a ofertas de Internet, de prensa, cartas de presentación, candidaturas espontáneas, alta en portales de empleo, en ETTs.
Ahora los reclutadores, los seleccionadores y aquellas personas que han de tomar la decisión de contratarte (si es que ese es tu objetivo, si es encontrar clientes, creo que también se podría aplicar) se van a centrar en tus proyectos ¿Por qué? Porque son tangibles, demuestran tus competencias reales y dejan en un segundo plano los “títulos” que podrías (o no) poseer. Vivir en esta economía conectada va a requerir de ti que seas capaz de hacer evidentes tus “soft skills” y eso se demuestra en cómo gestionas aquello que haces, no aquello que conoces (aplicabilidad).

2 – Entrega al mundo tu mejor valor

Auto-Reconócete a ti mismo. Revisa qué es aquello que puedes entregar de valor a las personas que se interesan en tu trabajo. Busca algo que sea único y que nadie más pueda hacer exactamente como lo haces tú. Luego, entrégalo a aquellos que te siguen y a aquellos que te seguirán.
Para hacerte imprescindible, debes regalar lo mejor de ti mismo. Parece una insensatez, pero si entregas valor, eso refuerza el vínculo con tu comunidad. Regalar indica que tienes mucho más que dar, cuando alguien haga el esfuerzo de pagarte por ello.


3 – No compitas en el precio

Haz que tus servicios sean “Premium” y logra la mejor recompensa a tu trabajo. En este caso, (repito, si es tu objetivo) conseguir el mejor empleo posible.
¡Cuidado! Regalar valor no significa que trabajes gratis. Hay una enorme diferencia entre entregar y ser explotado. No permitas lo segundo.

4 – Opina, opina, opina

Identifica tus creencias, tus valores y tus actitudes frente a la vida. Una vez las tengas identificadas, explicítas. Explícita sin miedo tus motivaciones e intereses. Supera ser reconocido por la simple categoría profesional o por un título y trabaja para definirte por tu pasión. Muéstrale al seleccionador o reclutador el “pack” que va a encontrar en ti para su empresa.


5 – Encuéntrale el punto al 2.0

Además, en el mundo on-line debes esforzarte por encontrar una frecuencia de interacción adecuada. Recuerda que internet no es una barita mágica que te va a asegurar encontrar aquel empleo que siempre has deseado. Sólo son fabulosas herramientas que nos permiten estar más conectados que nunca. Úsalas, aprovéchalas, pero no centres tu estrategia en ellas. Céntrate en mejorar aquello que haces bien. En fin.. se trata de no hacerse pesado.


6 – Pasa siempre al off-line

Ten en cuenta que al final, todos somos humanos. Detrás de un proceso de selección de personal on-line hay personas que toman las decisiones. Creo que es importante enfocar tu estrategia de búsqueda de empleo centrándose en la máxima interacción con las personas. Intenta no substituir un encuentro cara a cara por un encuentro on-line. Los acuerdos se cierran con apretones de mano (Gracias Eva)

7 – Los resultados llegarán

Plantéate el desarrollo de tu estrategia de tu marca personal como una estrategia a largo plazo. Esto no solo se trata de hacer ruido. Desarrollar una buena estrategia de visibilidad es básico para el desarrollo de una marca personal. Vivimos en tiempos difíciles para los largos plazos. Por supuesto, sé (créeme, de buena tinta) que hay situaciones complicadas en las que urge encontrar empleo para obtener ingresos porque hay que comprar el pan cada día. En eso estoy absolutamente de acuerdo, no hay discusión en este punto. ¿Por qué negar la evidencia?
Si te ves en esta situación, acepta el empleo, aunque no sea el de tu vida. Pero acéptalo para financiar tus sueños. Solo te pido que te prometas a ti mism@ que no vas a renunciar a ellos.

FotoMiquel González Page

Deja un comentario

shares