#Branding es #InteligenciaSocial

Marca Corporativa

Inteligencia social y marcas en un mundo globalizado.

¿Cómo puede una marca desarrollar una estrategia de branding de manera socialmente inteligente? ¿Y por qué debería hacerlo? 

Una estrategia de branding no solo necesita abordar los elementos habituales para alcanzar el éxito (dimensiones de marca, momentos de la verdad…). Una estrategia de marca que quiera sobresalir en el actual contexto globalizado necesita abordar la inteligencia social. 

De la misma manera que “No es la especie más fuerte la que sobrevive, sino la que mejor se adapta a los cambios” (Charles Darwin), tampoco es la marca más fuerte (la que podría invertir más euros) la que necesariamente vaya a sobresalir del resto, sino la que mejor vaya a gestionar su contexto.

Y por eso, necesitaremos tener un plan (como casi siempre). Un plan sobre cómo nuestra marca va a ser adaptativa ante la volatilidad, cómo va a comprender su contexto y cómo va a comunicarse con él. 

Complejidad social y branding.

Cuando hablo de globalización, me encanta citar el concepto de “Aldea Global”, de McLuhan (1911–1980). Creo que es como si viviéramos todos en un pueblecito. Un pueblecito en el que todos saben de todos, sus trapos sucios, sus historias y lo que han hecho o dejado de hacer. Todo el mundo opina. Todos estamos expuestos.

Entonces la mejor pregunta que deberíamos hacernos es… ¿cómo vamos a gestionar toda esa complejidad social de manera inteligente, para crear (o desarrollar, rediseñar, reorientar….) una marca para que sobresalga del resto?

La globalización representa para el branding su mayor reto y a la vez, su mejor oportunidad.

Imagen: Antonio Marín Segovia

Deja un comentario

shares