Entiendo el desarrollo de una marca personal como una forma de apostar por un estilo de vida, por una manera de entender cuál es nuestro papel en todo este sistema y para averiguar y definir cuáles son realmente nuestros objetivos (no solo profesionales, sino también vitales) y una manera de impulsarse para ir a por ellos. Creo que lo que te puede aportar tu marca personal puede hacerte más feliz. Aquí van mis razones:

1 – DESARROLLARÁS RELACIONES PROFESIONALES MÁS AUTÉNTICAS

Basadas en la transparencia, la coherencia y la comunicación bidireccional. Aquellos que contacten contigo y te contraten como profesional, valorarán exactamente aquello con lo que trabajas, específicamente, al detalle, sólo eso. Que te valoren por quién eres y que es lo que puedes aportar como persona, no como producto o como profesional de “marca blanca” puede hacerte más feliz, creo.

2 – PODRÁS (RE) DESCUBRIRTE MEJOR A TI MISMO

Gracias a iniciar el desarrollo de tu marca personal, te estarás “forzando” u obligando a reflexionar acerca de ti: tú escala de valores, tus creencias, tus metas, tus preferencias, lo que puedes ofrecer.

Un plan de marca personal te pide un ejercicio de autoreconocmiento, te va a incentivar a usar técnicas introspectivas y a tener una visión más profunda de ti mismo que, de otra manera, quizás ni te hubieses planteado. Auto-reconociéndote y siendo más sincero contigo mismo, creo que son puntos a favor para tu felicidad, ¿sí o no?

3 -DESARROLLAS TU POTENCIAL

Gracias a definir una estrategia de marca personal, podrás añadir a tu experiencia previa un desarrollo de tu proyecto vital de una manera ordenada y con sentido. Dejarás de ir a “trompicones” y adaptándote a lo que “te va viniendo”. Tomar el control de tu desarrollo profesional y vital, va a empoderarte y puede que te haga más feliz.

4 – SERÁS CAPAZ DE EXPRESARTE, CON TU PROPIO ESTILO

La buena noticia es que si gustas tal y como eres, el estándar de tu trabajo lo vas a fijar tú mismo. Quien conecte contigo, con quién seas capaz de crear un vínculo empático y te involucre en uno de sus proyectos, no te querrá para encajar, sino que te querrá para que te desarrolles en plenitud. Creo que esto es más sincero tanto para el que va a confiar en tí y para ti mismo. Y creo en la sinceridad (hacia uno mismo y hacia los demás) como un fundamento de la felicidad.

5 – SOSTENIBILIDAD EN EL TIEMPO

¡Otra buena noticia! Tu marca personal es para siempre, construirás una identidad profesional sostenible en el tiempo, independientemente de la organización en la que colabores, en la empresa en la que trabajes o quien sea que te contrate en ese momento. Hoy, los puestos de trabajo son efímeros. Tu marca personal (consistentemente trabajada) puede convertirse en uno de tus mejores activos profesionales, a través del tiempo. Y como comentaba antes, tomar el control de la propia vida es ser más feliz. ¿No crees?

¿Tú que más posibilidades crees que tiene el personal branding para influir en tu felicidad? ¿Crees que me dejé alguno? ¡Coméntalo!

dejé alguno? ¡Coméntalo!