Marca Personal hasta la Muerte

Marca Personal hasta la Muerte

La marca personal suele ser un proceso continuado, lento y que requiere mucho trabajo, constancia y es algo que nunca puedes dejar de gestionar a lo largo de tu carrera. A cambio, hacerlo solo aporta beneficios.

¿Qué queda de nuestra marca personal, para la eternidad?
No sé si deberemos seguir gestionando nuestra marca personal una vez que abandonamos este mundo desde ultratumba, pero sí que deberíamos dejarlo todo atado para que nos la gestionen de la misma manera que lo haríamos nosotros si estuviéramos presentes.

Personal Branding hoy, mañana, siempre
Los beneficios del personal branding se empiezan a notar desde el primer momento en el que empiezas el camino. Y esta reflexión me acerca más a comprender una idea que creo que debe ser clave en un proceso de marca personal y es que no existe una “culminación” del proceso de gestión del personal branding.
Muchas personas que se interesan por gestionar su marca personal esperan que este proceso tenga un punto final, una meta, un objetivo único.
Pero en realidad, éste es un proceso en un “continuum” de objetivos, metas e hitos dónde cada uno de ellos es el inicio del siguiente.

¡Y esto es realmente lo mejor de haber empezado! Porque el Personal Branding es crecimiento personal… ¿Y cuándo queremos parar de crecer? ¡Nunca!

Foto: Sergi Martinez

Marca Personal es revolución

Marca Personal es revolución

 

Desde el primer artículo sobre marca personal, “The Brand Called You” (Fast Company, 1997), Tom Peters plantea (así lo entiendo) el concepto como una reorganización de las relaciones profesionales en su conjunto y de entender el trabajo, en un sentido holístico, dentro de la vida de las personas. Lo veo en este párrafo:

“Start right now: as of this moment you’re going to think of yourself differently! You’re not an “employee” of General Motors, you’re not a “staffer” at General Mills […] Forget the Generals! You don’t “belong to “any company for life, and your chief affiliation isn’t to any particular “function.” You’re not defined by your job title and you’re not confined by your job description.”

Quizás nunca ha ocurrido la prometida revolución de la marca personal, ok,  pero creo que sí es una respuesta inteligente y adaptativa a una revolución mucho más profunda: la revolución de un sistema que ya no es como lo entendíamos.

La marca personal es la capacidad de una persona, equipo u organización de tener un control estratégico de las variables que influyen en la conexión humana.

Se trata de aceptar la responsabilidad de ser dueño de tus acciones.

Si trabajas tu marca personal, vas a ser responsable de tus éxitos y no vas a tener excusas para deshacerte de tus fracasos.

Toma las riendas de tu vida, reconoce tus pasiones y dedícate a aquello que te hace feliz, que te hace “fluir”.

La revolución no es para todo el mundo

Dirigidos a todo profesional u organización, los procesos y estrategias de personal branding están disponibles para todo el mundo.

Pero eso no significa que cualquiera pueda “jugar” a implementar un plan de marca personal. La marca personal está de moda, es guay, pero debes hacerlo bien. Aquí te la juegas.

Foto credit: Paul Keller

El Capital de Marca Personal

El Capital de Marca Personal

¿Sabes qué?

De la misma manera que una marca comercial posee y debe cuidar su capital de marca, la marca personal también dispone del suyo propio: a mí me gusta denominarlo Capital de Marca Personal

El Capital de Marca Personal es, como la marca personal, único, irrepetible e intransferible, ya que se forma a partir de todas aquellas experiencias, recursos y vivencias acumuladas a lo largo del recorrido en este mundo, tanto  profesional, como personal.

Según mi experiencia en la gestión de procesos de personal branding y de leer y aprender de los mejores, he ido desgranando el Capital de Marca en diferentes categorías y sub-categorías, según el tipo de experiencias personales que los componen.

Algunos podrán pensar que esto ya esta inventado, que es lo mismo que conocemos como “hard / soft skills”.  Otros, más enchufados a la nueva era, verán la diferencias de fondo.

Ahí vamos:

  1. Capital Normativo de Marca Personal

Este tipo de capital se compone de experiencias y competencias adquiridas de carácter más “formal” o “normativo”.

Es todo aquello que incluiríamos en nuestro currículo o en nuestro perfil de Linkedin. Compone la visión “clásica” (aunque actualmente, todavía necesaria) de lo que todos esperamos que un profesional posea.

Este tipo de capital lo componen 3 tipos de capitales más específicos:

  • Capital experiencial.

Aquí incluiremos toda la experiencia “normativa” de la carrera profesional, experiencias profesionales y formativas: puestos de trabajo, títulos, ascensos, cargos….

  • Capital aplicado.

Proyectos, logros y fracasos. Eso es lo que mejor avala a un profesional, ya que determina sus “realidades”.  Muestran lo que realmente es capaz de hacer y cómo ha logrado los objetivos, así como las enseñanzas de aquellos que no se han conseguido.

  • Capital del autogestión

¿Cuál es el grado en que un profesional es capaz de tomar las riendas de su propia carrera / vida?

En los inicios del concepto de Personal Branding, Tom Peters habla de que el mayor compromiso que todo profesional debe adoptar es con el YO S.A, es decir, del própio proyecto, entendiendo las colaboraciones con otras empresas como asociaciones de marcas con un objetivo en común.

La nueva era del talento reside en las personas que son capaces de tomar las riendas de su vida, de auto-reconocer quiénes són y de autogestionar el trabajo de manera independiente, sin necesidad de tener una empresa que les “monte el chiringuito”, les de unos horarios y una lista de tareas a realizar. Profesionales con auto-disciplina, capaces de encontrar, seguir y defender un estilo de vida y con necesidad de libertad en el desempeño profesional.

  1. Capital Humano de Marca Personal

Pero creo sinceramente que el Capital Humano de Marca Personal es el verdadero oro en el nuevo entorno socio-laboral en el que nos encontramos.

Veamos 3 tipos de capital humano:

  • Capital Vital

Más allá de las experiencias “formales” descritas en los puntos anteriores, las experiencias vitales de toda persona (estancias en el extranjero, deportes practicados, aficiones, viajes…) configuran la manera en cómo son sus  fortalezas, sus debilidades, sus aptitudes y actitudes frente a uno mismo y al mundo que le rodea.

Gracias a estas experiencias, logramos competencias como la intuición, creatividad, capacidad de alto rendimiento, flexibilidad en los esquemas mentales, adaptabilidad a un entorno VUCA y líquido.

  • Capital Relacional

¿Te suenan las 3 efes de la financiación? (family”, “friends” and “fools”). Pues este capital está muy relacionado con este concepto.

En un mundo hiper-conectado, gran parte de la riqueza de una marca personal se determina por la cantidad y sobretodo, la calidad de las relaciones que seamos capaces de establecer y mantener en el tiempo.

¿Ya tienes detectadas a esas personas que conocen de verdad tu auténtico valor y van a apostar por ti de una manera “incondicional”?

Networking sí, claro, pero (como siempre enfatiza Eva Collado) rico y efectivo.

  • Capital Emocional

¿Qué emociones podemos crear en los demás cuando interactuamos con ellos?

Esta es la parte en la que se centra la conexión humana. Es tu parte emocional, que conecta con los demás, que atrae irracionalmente, que enamora. Tu parte “sexy”. Es “ese algo”. Es lo que encanta al que te quiere y lo que detesta el que te odia.

La necesidad de conocer tu Capital de Marca Personal

Conocer nuestro capital de marca personal es como realizar una fotografía del estado actual de nuestra marca personal para, a partir de aquí, extraer cuáles son nuestras competencias profesionales, nuestras habilidades núcleo y nuestro backrgound experiencial, para poder crear nuestra propuesta de valor única que va a marcar el rumbo del desarrollo de nuestra estrategia personal.

Si quieres trabajar tu Capital de manera intensa, describirlo, mejorarlo y desarrollar tu estrategia de Marca Personal, te animo a que el 15 de Julio te apuntes a Ponte en Valor Express en su edición en Zaragoza.

El Workshop que tengo el honor de impartir con dos cracks de la Marca Personal como son Eva Collado y Guillem Recolons.

Puedes inscribirte en: http://pontenvalor.com/form-express-zaragoza

Si este post ha resonado contigo, ven, valdrá la pena.

¿Personal Marca?

¿Personal Marca?

A veces me dan ganas de empezar a usar el concepto marca personal justamente al revés: “personal marca”. Lo único que me frena, de momento, es que al leerlo, no suena demasiado bonito. Y la personal marca es bonita. Puede que quede como una especie de traducción forzada del inglés “personal branding“. Y no van por aquí los tiros. Intentaré explicarme.

¿POR QUE “PERSONAL MARCA”?

Se trata del orden de los factores. Y en este caso creo que cambiarlos, sí altera el producto. Y es que ya lo dicen en Programación Neurolingüística (PNL): cómo usamos el lenguaje es crucial. El lenguaje (verbal, no verbal, escrito..) es el que ejecuta todos nuestros sistemas y creencias mentales. Y depende del procesamiento en el tiempo, en qué orden se nos entreguen los estímulos, nuestra mente escogerá un camino u otro, para llegar a su conclusión. (¡Qué importancia tienen las pequeñas acciones con el lenguaje. Fíjate, ya nos lo avisó Cela).

Porque cuando un lee primero “marca” y después “personal”, se nos abre primero el cajoncito de lo que són las marcas: visibilidad, grandes presupuestos, miles de seguidores, retweets, fama, gloria.. y ya uno quizás se empiece a montar el cuento de la lechera.

La segunda parte, se desvirtúa ante lo que nos ha venido a la cabeza antes y, narcotizados, olvidamos “personal”. Y, ya lo sabes, aquí “personal” es la protagonista. Porque viene de persona. Defendiendo la idea de no dejar de ser humano. Significa confianza, coherencia, honestidad. Generar relaciones. Cooperar. Colaborar. Aportar (y algunas veces, pero no siempre, recibir algo a cambio). Transmitir sentimiento. Generar empatía. Enamorar. Trabajar, trabajar, trabajar y entregar lo mejor de uno mismo.

Con esta reflexión solo pretendo pedirte: No olvides la parte de “personal” de tu “marca”.

IMAGENAriel Arias

5 puntos que unen marca personal y felicidad

5 puntos que unen marca personal y felicidad

Entiendo el desarrollo de una marca personal como una forma de apostar por un estilo de vida, por una manera de entender cuál es nuestro papel en todo este sistema y para averiguar y definir cuáles son realmente nuestros objetivos (no solo profesionales, sino también vitales) y una manera de impulsarse para ir a por ellos. Creo que lo que te puede aportar tu marca personal puede hacerte más feliz. Aquí van mis razones:

1 – DESARROLLARÁS RELACIONES PROFESIONALES MÁS AUTÉNTICAS

Basadas en la transparencia, la coherencia y la comunicación bidireccional. Aquellos que contacten contigo y te contraten como profesional, valorarán exactamente aquello con lo que trabajas, específicamente, al detalle, sólo eso. Que te valoren por quién eres y que es lo que puedes aportar como persona, no como producto o como profesional de “marca blanca” puede hacerte más feliz, creo.

2 – PODRÁS (RE) DESCUBRIRTE MEJOR A TI MISMO

Gracias a iniciar el desarrollo de tu marca personal, te estarás “forzando” u obligando a reflexionar acerca de ti: tú escala de valores, tus creencias, tus metas, tus preferencias, lo que puedes ofrecer.

Un plan de marca personal te pide un ejercicio de autoreconocmiento, te va a incentivar a usar técnicas introspectivas y a tener una visión más profunda de ti mismo que, de otra manera, quizás ni te hubieses planteado. Auto-reconociéndote y siendo más sincero contigo mismo, creo que son puntos a favor para tu felicidad, ¿sí o no?

3 -DESARROLLAS TU POTENCIAL

Gracias a definir una estrategia de marca personal, podrás añadir a tu experiencia previa un desarrollo de tu proyecto vital de una manera ordenada y con sentido. Dejarás de ir a “trompicones” y adaptándote a lo que “te va viniendo”. Tomar el control de tu desarrollo profesional y vital, va a empoderarte y puede que te haga más feliz.

4 – SERÁS CAPAZ DE EXPRESARTE, CON TU PROPIO ESTILO

La buena noticia es que si gustas tal y como eres, el estándar de tu trabajo lo vas a fijar tú mismo. Quien conecte contigo, con quién seas capaz de crear un vínculo empático y te involucre en uno de sus proyectos, no te querrá para encajar, sino que te querrá para que te desarrolles en plenitud. Creo que esto es más sincero tanto para el que va a confiar en tí y para ti mismo. Y creo en la sinceridad (hacia uno mismo y hacia los demás) como un fundamento de la felicidad.

5 – SOSTENIBILIDAD EN EL TIEMPO

¡Otra buena noticia! Tu marca personal es para siempre, construirás una identidad profesional sostenible en el tiempo, independientemente de la organización en la que colabores, en la empresa en la que trabajes o quien sea que te contrate en ese momento. Hoy, los puestos de trabajo son efímeros. Tu marca personal (consistentemente trabajada) puede convertirse en uno de tus mejores activos profesionales, a través del tiempo. Y como comentaba antes, tomar el control de la propia vida es ser más feliz. ¿No crees?

¿Tú que más posibilidades crees que tiene el personal branding para influir en tu felicidad? ¿Crees que me dejé alguno? ¡Coméntalo!

dejé alguno? ¡Coméntalo!

Marca Personal: ¿Estás preparado?

Marca Personal: ¿Estás preparado?

A lo largo de mi experiencia como consultor en marca personal, he detectado algunas características que comparten aquellas personas que están realmente preparadas para tomar las riendas de su propia marca y sobresalir del resto como personas y profesionales únicos e irrepetibles.

Da igual la condición actual de la persona, no importa su estado profesional ni personal, excepto estos cuatro requisitos indispensables:

1 – Les mueve pasión.

Quieren reconocer o ya saben cuál es su pasión. Quieren vivir de ella. Y no piensan que es imposible, saben que existe la posibilidad y están dispuestos a levantarse cada día a por ella, aunque sepan que el camino puede ser más largo de lo que esperan que sea. No se van a amedrentar por ello.

2 – Han decidido vivir plenamente.

Són unos “fuera de serie” y han decidido cruzar la frontera de la excelencia y de la grandeza. Les da igual ser los mejores, pero sí que quieren ser únicos, dejar de vivir media vida y empezar a construir su sueño, a partir de ellos mismos.

Han tomado una decisión que marca y antes y un después: Empezar a controlar la propia vida y empezar a trabajar. Quieres elegir su propio destino personal y profesional.

3 – Quieren crear su proyecto vital.

Quién decide gestionar su marca personal decide reconocer sus pasiones y aquello que le hace feliz, aquello en lo que fluye. Adquieren una serie de compromisos con la calidad, la confianza y la coherencia de sus actos que pocas personas están dispuestas a adoptar.

No lo ven solo como una salida profesional, o un paso necesario para encontrar un trabajo. Quieren desarrollarse con una perspectiva global. 360º.

4 – Entienden que Marca Personal no es autobombo, sino trabajo (y duro)

Mi servicio de consultoría en marca personal es un servicio curioso: quién paga es quién más trabaja.

Y lo confieso, me he encontrado con personas que querían encontrar en mis servicios la posibilidad de “aprender a venderse”, de proclamar autobombo, recibir palmaditas en la espalda o convertirse en una estrella del rock y empezar a pisar alfombras rojas mientras dedicaban tiempo a otras cosas.

No estaban preparados.

Los que sí lo están, entienden que un proceso de personal branding es un proceso duro, tedioso, en el que encontraremos muchas resistencias, tanto externas (los demás pueden no entender por qué le dedicas tantas horas a esto) e internas (salen creencias limitantes, y muchas, además de luchar contra la impaciencia de los resultados)

Por eso, el personal branding es un proceso que se trabaja dentro, nace de uno mismo y luego, si es necesario, se proyecta al mundo.

ImagenEduardo Merille

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies