¿Sabes qué?

De la misma manera que una marca comercial posee y debe cuidar su capital de marca, la marca personal también dispone del suyo propio: a mí me gusta denominarlo Capital de Marca Personal

El Capital de Marca Personal es, como la marca personal, único, irrepetible e intransferible, ya que se forma a partir de todas aquellas experiencias, recursos y vivencias acumuladas a lo largo del recorrido en este mundo, tanto  profesional, como personal.

Según mi experiencia en la gestión de procesos de personal branding y de leer y aprender de los mejores, he ido desgranando el Capital de Marca en diferentes categorías y sub-categorías, según el tipo de experiencias personales que los componen.

Algunos podrán pensar que esto ya esta inventado, que es lo mismo que conocemos como “hard / soft skills”.  Otros, más enchufados a la nueva era, verán la diferencias de fondo.

Ahí vamos:

  1. Capital Normativo de Marca Personal

Este tipo de capital se compone de experiencias y competencias adquiridas de carácter más “formal” o “normativo”.

Es todo aquello que incluiríamos en nuestro currículo o en nuestro perfil de Linkedin. Compone la visión “clásica” (aunque actualmente, todavía necesaria) de lo que todos esperamos que un profesional posea.

Este tipo de capital lo componen 3 tipos de capitales más específicos:

  • Capital experiencial.

Aquí incluiremos toda la experiencia “normativa” de la carrera profesional, experiencias profesionales y formativas: puestos de trabajo, títulos, ascensos, cargos….

  • Capital aplicado.

Proyectos, logros y fracasos. Eso es lo que mejor avala a un profesional, ya que determina sus “realidades”.  Muestran lo que realmente es capaz de hacer y cómo ha logrado los objetivos, así como las enseñanzas de aquellos que no se han conseguido.

  • Capital del autogestión

¿Cuál es el grado en que un profesional es capaz de tomar las riendas de su propia carrera / vida?

En los inicios del concepto de Personal Branding, Tom Peters habla de que el mayor compromiso que todo profesional debe adoptar es con el YO S.A, es decir, del própio proyecto, entendiendo las colaboraciones con otras empresas como asociaciones de marcas con un objetivo en común.

La nueva era del talento reside en las personas que son capaces de tomar las riendas de su vida, de auto-reconocer quiénes són y de autogestionar el trabajo de manera independiente, sin necesidad de tener una empresa que les “monte el chiringuito”, les de unos horarios y una lista de tareas a realizar. Profesionales con auto-disciplina, capaces de encontrar, seguir y defender un estilo de vida y con necesidad de libertad en el desempeño profesional.

  1. Capital Humano de Marca Personal

Pero creo sinceramente que el Capital Humano de Marca Personal es el verdadero oro en el nuevo entorno socio-laboral en el que nos encontramos.

Veamos 3 tipos de capital humano:

  • Capital Vital

Más allá de las experiencias “formales” descritas en los puntos anteriores, las experiencias vitales de toda persona (estancias en el extranjero, deportes practicados, aficiones, viajes…) configuran la manera en cómo son sus  fortalezas, sus debilidades, sus aptitudes y actitudes frente a uno mismo y al mundo que le rodea.

Gracias a estas experiencias, logramos competencias como la intuición, creatividad, capacidad de alto rendimiento, flexibilidad en los esquemas mentales, adaptabilidad a un entorno VUCA y líquido.

  • Capital Relacional

¿Te suenan las 3 efes de la financiación? (family”, “friends” and “fools”). Pues este capital está muy relacionado con este concepto.

En un mundo hiper-conectado, gran parte de la riqueza de una marca personal se determina por la cantidad y sobretodo, la calidad de las relaciones que seamos capaces de establecer y mantener en el tiempo.

¿Ya tienes detectadas a esas personas que conocen de verdad tu auténtico valor y van a apostar por ti de una manera “incondicional”?

Networking sí, claro, pero (como siempre enfatiza Eva Collado) rico y efectivo.

  • Capital Emocional

¿Qué emociones podemos crear en los demás cuando interactuamos con ellos?

Esta es la parte en la que se centra la conexión humana. Es tu parte emocional, que conecta con los demás, que atrae irracionalmente, que enamora. Tu parte “sexy”. Es “ese algo”. Es lo que encanta al que te quiere y lo que detesta el que te odia.

La necesidad de conocer tu Capital de Marca Personal

Conocer nuestro capital de marca personal es como realizar una fotografía del estado actual de nuestra marca personal para, a partir de aquí, extraer cuáles son nuestras competencias profesionales, nuestras habilidades núcleo y nuestro backrgound experiencial, para poder crear nuestra propuesta de valor única que va a marcar el rumbo del desarrollo de nuestra estrategia personal.

Si quieres trabajar tu Capital de manera intensa, describirlo, mejorarlo y desarrollar tu estrategia de Marca Personal, te animo a que el 15 de Julio te apuntes a Ponte en Valor Express en su edición en Zaragoza.

El Workshop que tengo el honor de impartir con dos cracks de la Marca Personal como son Eva Collado y Guillem Recolons.

Puedes inscribirte en: http://pontenvalor.com/form-express-zaragoza

Si este post ha resonado contigo, ven, valdrá la pena.